martes, 4 de mayo de 2010

Poco duró apagada

Este fue un fin de semana agobiante pero, después de parecer que todo iba a salir mal, resultó genial: descubrimos que Encarnita está enamorada de un baptisterio romano del siglo primero DESPUÉS DE CRISTO.
Los cabrones que se alojaron en mi casa encendieron la tele y, para más I.N.R.I., para ver un absurdo partido de futbol. Aún así todo fue estupendo.
Os quiero cabrones.





7 comentarios:

Jon dijo...

He flipado con la última imagen... jaja

y también me he dado cuenta, después de ver la primera foto, de que Pan y Alma hacen muy buena pareja.

me gusta este zapping, Pabliño ;)

muá!

Patri dijo...

Me encantan tus fotos!
Eres de Salamanca? :D
que pasada!
XX.

Wttwotc dijo...

qué pena de espaguetis, con lo que me gustan...

la verdad es que la tele roja esa es un puntazo

Allan Stewart dijo...

pan parece hasta una persona!

Shakalacalá dijo...

jajajajajajaajjajaa me matas terricola!!!! que coño hicisteis con eses fideos/spagettis o lo que fueran??

Allan Stewart dijo...

muchas cosas que decir, sobre esta imagen pero es que los pechos de Saleta...

Saleta dijo...

É que somos guais! xD